Fast Fast Forward

La volatilidad en los precios del petróleo aumenta los riesgos políticos así como las oportunidades

Oil Price Volatility Increases Political Risk and Opportunity

En la gestión de riesgos, el manejo y adaptación al cambio supone un desafío constante y ese desafío es todavía mayor cuando los cambios son inesperados o considerables y, como a menudo sucede, se producen de un modo más rápido de lo previsto. Este último aspecto es lo que define a la volatilidad y describe de forma precisa el estado actual del riesgo geopolítico global. Uno de los principales factores que inciden en el nivel de riesgo político actual es la volatilidad en los precios de las materias primas y, especialmente, en el precio del petróleo. Otras materias primas contribuyen a generar incertidumbre política y económica, pero el petróleo tiene un papel determinante en las economías de algunos de los mercados emergentes más importantes.

El precio del petróleo por barril varía en gran medida debido a los diferentes tipos de crudo que se producen actualmente. Los contratos de futuros y de opciones para dos de los tipos más importantes se encuentran entre los instrumentos con los que los mercados negocian de forma más activa y a su vez proporcionan una base consistente para comparar el precio global del petróleo. El petróleo West Texas Intermediate (WTI) cuesta actualmente unos 48 dólares por barril. Hace un año, su precio era de casi de 60 dólares. Hace dos años, el precio del petróleo WTI superaba los 100 dólares por barril. El petróleo Brent, producido en el Mar del Norte, tiene un precio por barril ligeramente superior. Las previsiones energéticas a corto plazo de la Administración de Información Energética (EIA) de los Estados Unidos prevén que el petróleo WTI tendrá un precio medio de unos 40 dólares por barril durante 2016 y de 50 dólares en 2017, mientras que el precio del petróleo Brent se situará aproximadamente un dólar por encima del WTI.

Según la EIA, los valores de los contratos actuales de petróleo sugieren una elevada incertidumbre en los precios a corto plazo. A pesar de la subida reciente, los parámetros fundamentales del mercado sugieren que es probable que los precios del petróleo se mantengan moderados debido a una oferta aún excesiva. En la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que tuvo lugar en abril de 2016 en Doha (Catar), los miembros de la OPEP no alcanzaron un acuerdo para una reducción de la producción que pudiese alinear la oferta global de petróleo con la demanda. Además, Irán ha reactivado su producción tras la relajación de las sanciones a las que ha estado sometido el país. El resultado de todo ello es un exceso de producción que sigue empujando los precios a la baja.

Los efectos adversos de estos precios bajos son más evidentes en países cuyas economías dependen en gran medida de las exportaciones de petróleo. Dos de estos países que presentan riesgos políticos especialmente preocupantes son Venezuela y Nigeria. Venezuela se enfrenta a la posibilidad del impago de su deuda y a la amenaza de un caos doméstico incontrolable. En medio de la hiperinflación y de los controles de precios impuestos por el gobierno, los venezolanos se enfrentan a las estanterías vacías de las tiendas y a largas horas de espera para conseguir productos básicos. Nigeria, el país más poblado de África, con más de 183 millones de habitantes, es uno de los mayores productores de petróleo del continente. El petróleo supone aproximadamente el 75 % de los ingresos del gobierno nigeriano y el 90 % de sus exportaciones. Los ataques a infraestructuras petroleras por parte de milicias rebeldes en el sur del país han perturbado la producción de petróleo, ejerciendo todavía más presión sobre la capacidad del país para cumplir con el pago de sus obligaciones y, paradójicamente, provocando desabastecimiento de combustible, ya que el país no puede refinar de forma eficiente su propio petróleo. Otros países subsaharianos productores de petróleo, como Angola, la República del Congo y Ghana, también se enfrentan a acuciantes retos económicos y sociales debido a la volatilidad de los precios del petróleo.

 

"

En unas condiciones de alta volatilidad de los mercados, un síntoma del potencial de oportunidad de un país es cómo reacciona cuando sus ingresos previstos se ven reducidos debido al precio del petróleo, o de cualquier otra materia prima en la que se base su economía.”

 

Los cambios rápidos y el deterioro de las condiciones en un determinado país, o en una región entera, pueden crear un entorno de incertidumbre y un mayor riesgo de pérdidas financieras para empresas, entidades de crédito e inversores. Los seguros de riesgo político y de crédito comercial son una herramienta valiosa para ayudar a mitigar estos desafíos y proteger las inversiones en mercados menos estables, aunque potencialmente rentables.

Identificar la oportunidad

Sería fácil echar un vistazo a estos países y descartar la idea de trabajar o invertir en ellos debido a su elevado nivel de riesgo. Como suscriptor líder de seguros de riesgo político y de crédito comercial, XL Catlin cree firmemente en el concepto de hallar las oportunidades que subyacen en el riesgo en lugar de evitarlo.

En unas condiciones de alta volatilidad de los mercados, un síntoma del potencial de oportunidad de un país es cómo reacciona cuando sus ingresos previstos se ven reducidos debido al precio del petróleo, o de cualquier otra materia prima en la que se base su economía.

Ghana, por ejemplo, se ha mostrado agresiva en su respuesta al descenso de los ingresos provenientes del petróleo. Negoció un acuerdo de préstamo con el Fondo Monetario Internacional para obtener fondos que le permitiesen estabilizar su economía y resistir futuros impactos adversos. Esto ha hecho que Ghana sea más atractiva para los inversores en bonos y ha permitido al país seguir invirtiendo en infraestructuras. Al igual que muchos países, Ghana necesita más inversiones en infraestructura esencial, como centrales eléctricas, carreteras y redes de distribución eléctrica. Esa necesidad no va a desaparecer, como tampoco las oportunidades de inversión asociadas a tal necesidad.

Los seguros de riesgo político y de crédito comercial pueden proporcionar un apoyo crucial a las agencias de desarrollo multilaterales y gubernamentales que buscan respaldar las inversiones en infraestructuras, a las empresas que buscan oportunidades de crecimiento y a los bancos que desean mantener sus actividades de financiación en países que se enfrentan a una inestabilidad creciente. La capacidad de los seguros de riesgo político y de crédito comercial ha crecido con el paso del tiempo y sigue habiendo un gran interés en su suscripción. Aunque los motivos de los clientes para suscribir un seguro de riesgo político pueden variar, la incertidumbre en torno a la estabilidad económica y política de un país sigue siendo el principal motivo por el que se busca cobertura.

Excepto en unos pocos países, en la actualidad existe menos temor a una confiscación o expropiación directa de activos que en el pasado. No obstante, en las empresas crece la preocupación por potenciales eventos de  violencia política o por el riesgo de impago de entidades soberanas o del sector público. Los impagos suponen un riesgo importante para entidades con exposición a los gobiernos de Venezuela o Mozambique, por ejemplo, o para las empresas con exposición crediticia a entidades privadas de Brasil.

Aunque en la actualidad todavía se encuentra a niveles manejables, se está produciendo un repunte en el índice de siniestralidad en el mercado del seguro de riesgo político y de crédito comercial, y podemos prever que esta tendencia vaya en aumento, especialmente en las coberturas de crédito a corto plazo debido al deterioro del entorno crediticio—particularmente para riesgos de grado especulativo o de alto rendimiento (high yield). Aunque no siempre están vinculados al precio del petróleo o de otras materias primas, los riesgos de crédito comercial deben ser muy tenidos en cuenta por cualquier empresa que lleve a cabo sus actividades en el ámbito internacional.

La gestión del riesgo político y del riesgo de crédito comercial se basa en una clara comprensión de los muchos componentes que conforman un riesgo, especialmente para la cobertura de transacciones de larga duración. Los suscriptores de seguros y analistas de riesgo de XL Catlin viven del análisis del riesgo geopolítico, y se centran en la confluencia de los riesgos país, sectorial y crediticio por un lado y, por el otro, en la oportunidad que éstos puedan ofrecer. A través de su larga experiencia y probada pericia en este ámbito, XL Catlin puede llegar a ofrecer coberturas de una duración de hasta quince años para riesgos políticos y de hasta siete años para riesgos de crédito comercial. Buscamos colaborar con empresas e instituciones con visión a largo plazo y compromiso  global y que, como XL Catlin, vean el riesgo como una oportunidad de crecimiento y éxito.



Rafael Docavo-Malvezzi es el director global de riesgo y responsable regional para América en el equipo de Seguros de Riesgo Político y Crédito Comercial de XL Catlin. Antes de incorporarse a la empresa en 2011, fue gestor de riesgos en otras aseguradoras. Su experiencia profesional incluye planificación estratégica y asesoramiento sobre operaciones y riesgos en servicios financieros, así como análisis e investigación para el Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico en París.

Copyright 1996-2017  XL Group Ltd All Rights Reserved

XL usa dos tipos de cookies

  1. para permitir el funcionamiento de esta página y para mantener las preferencias que usted establezca; y
  2. para que los datos analíticos contribuyan a que la página sea más relevante y fácil de usar.

Estas cookies no recogen ningún tipo de información personal. Por favor, para más información sobre el uso de cookies Haga clic aquí. Para cumplir las leyes de privacidad de la UE, debe aceptar nuestro uso de cookies.

Al utilizar esta página, usted acepta que podamos colocar estos tipos de cookies en su dispositivo. Si decide cambiar su configuración de cookies, este mensaje aparecerá de nuevo la próxima vez que visite la página web.