Fast Fast Forward

¿Qué pasa realmente con la retirada del comino contaminado con cacahuate?

Product recall_cumin-peanut allergen

By

LA FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos de EEUU) y el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria (FSIS) del Departamento de Agricultura siguen publicando avisos de retirada de productos que contienen comino por estar contaminados con alérgenos de nueces no declarados. La semana pasada, la FDA publicó una alerta para los consumidores. Pero no se ha sabido mucho más acerca de esta situación o de la investigación de la FDA. ¿Por qué no sabemos nada más? ¿Qué está pasando en realidad?

Al 13 de febrero, ya se habían retirado más de 675 productos que contenían comino contaminado con cacahuate. Una empresa ha tenido que retirar más de 500 productos y suspender la producción y la distribución de todos los productos afectados hasta que la FDA y la empresa estén seguros de que se ha solucionado el problema. El comino era utilizado en una gran variedad de productos distribuidos a escala nacional. Aunque los avisos de retirada siguen diciendo que no se ha detectado ninguna enfermedad hasta la fecha, un informe de ABC News/AP señaló que "La FDA dijo haber recibido siete denuncias de 'eventos adversos' relacionados con cacahuate no declarado pero todavía no han sido examinadas." Además sabemos que se presentó una demanda en enero, y que hubo enfermedades que no se denunciaron asociadas al consumo de algunos de los productos retirados. Por tanto, no queda claro cuántos casos hay, ni tampoco su gravedad.

Podría haber muchos más productos contaminados según el aviso de la FDA: "Nota: Dado que la presencia de un ingrediente específico en un producto puede ser considerado un secreto comercial, esta lista (de retiradas) puede no incluir todas las retiradas de comino que contienen cacahuate no declarado." En realidad, un análisis de las retiradas de la FDA para el mismo período de tiempo, mostró otros resultados de productos que no suelen contener alérgenos de cacahuate – como pan, bagels y productos e ingredientes preparados de verduras, lo cual fundamenta la siguiente recomendación FDA: "Si es alérgico a los cacahuates, consulte la página principal de retiradas de la FDA". Y ¿qué pasa con la retirada de paprika en la que unos análisis de rutina revelaron la presencia de cacahuate? ¿Estarán afectadas más especias, o solo el comino? Y una pregunta más importante: ¿estos incidentes son debidos a una contaminación accidental? ¿O puede que algo más importante esté en juego? ¿O que se trate de una combinación de ambos que complique mucho más el problema?

La situación actual

Uno de los primeros avisos de retirada publicados por Adams el 26 de diciembre de 2014 incluía la siguiente declaración: "Hemos recibido un aviso de nuestros proveedores externos comunicándonos que una de las especias compradas contiene proteínas de cacahuate." Si esta primera retirada fue capaz de rastrear el contaminante hasta dar con un ingrediente específico de un proveedor, ¿por qué no sabemos nada más al respecto dos meses más tarde? ¿Sabrá la FDA más de lo que dice? ¿Por qué guarda silencio en torno a la investigación?

¿Será – como ya sospeché en nuestro newsletter del 8 de enero (Your Product May Be at Higher Risk than You Suspect) – un caso de adulteración por motivos económicos (EMA en inglés)? No soy el único que lo piensa . ...Mis sospechas empezaron mientras estaba trabajando con una de las empresas involucradas en la retirada, y surgieron preguntas acerca de la situación, incluido el hecho de que nadie a lo largo de la cadena de suministro admitió haber usado estos alérgenos, o incluso usarlos en sus instalaciones. Mis instintos fueron reforzados a raíz de una conversación que tuve con el Dr. Steve Taylor de FARRP poco después de la primera retirada, y no he vuelto a ver nada desde entonces que me haga pensar lo contrario.

Como dije en mi conversación con Steve, "Rápidamente nos dimos cuenta de la posibilidad de que a alguien al inicio de la cadena de suministro se le hubiera ocurrido añadir cáscaras de cacahuate o de almendra al comino – especialmente si ya está molido – para incrementar su volumen a un costo casi nulo." Todo aquel que cocina sabe que las especias se venden por peso y algunas marcas de comino son muy caras. Añadir cáscaras de nueces a costo cero aumenta los beneficios.

Mis sospechas de que se trata de una adulteración se vieron reforzadas por el hecho de que la FDA, a parte de publicar las retiradas, sólo se ha manifestado con este aviso al consumidor:

"LA FDA sigue identificando a las empresas que recibieron pedidos del comino molido que contenía cacahuate no declarado, y colaborando con ellos para retirar estos productos del mercado. Mientras esté en curso esta investigación, la FDA quiere incitar a los consumidores con alergias severas a los cacahuates a que tomen precauciones con cualquier producto – no solo los que se han retirado – que contenga comino. La FDA seguirá actualizando la lista de productos retirados."

¿Qué debe hacer el consumidor? ¿Y la industria alimentaria?

Estos últimos meses han demostrado que el problema no solo son los cacahuates, sino también las almendras. No solo es el comino, sino también la paprika. ¿Qué otras especias estarán contaminadas de las que no sepamos nada todavía? Cualquiera que conozca a una persona con alergias a las nueces sabe lo peligrosas que pueden ser. Esto supone un reto para los consumidores ya que podría tener un alcance mucho mayor que las especias implicadas hasta ahora. El aviso de la FDA advierte a los consumidores con alergias alimenticias severas y a sus cuidadores que las personas con alergias a los cacahuates deberían evitar los productos que contengan comino, y que si los ingredientes incluyen especias, pueden también contener comino molido. Pero como mencioné anteriormente ¿Qué pasa si el problema está extendido a otras especias?

La FDA no ha dado ninguna información acerca de la investigación o de los proveedores afectados conocidos más allá de esta declaración: "Es poco probable que los productos fabricados antes del 2014 estén afectados por el comino contaminado." Esta declaración da mucho que pensar: si la causa fuera desconocida o tuviera que ver con condiciones de higiene, prácticas deficientes de manufactura o algún proceso de contaminación cruzada, es poco probable que la FDA hiciera estas declaraciones. Este tipo de problemas no surgen de la noche a la mañana; tienden a desarrollarse o a empeorar. Las adulteraciones por motivos económicos sí suelen tener una fecha de inicio y de fin mucho más tangible debido a presiones económicas. Algunas personas han sugerido que todo es consecuencia de las malas cosechas en la India. Esta idea de que tiene origen en la India tiene sentido ya que la mayoría de la gente allí no entiende las alergias alimenticias ya que parece ser un problema muy poco frecuente entre su población. Por lo cual, el pensar que añadir unas cáscaras de cacahuate al comino podría matar a alguien en otro país, sería incomprensible para ellos.

Soy consciente de que en algunos casos los niveles de alérgenos eran elevados, lo que da que pensar que la especia fue contaminada con cacahuate o almendra directamente. Sin embargo, en otros casos, los niveles eran relativamente bajos, lo cual sugiere que se trata de una contaminación cruzada. No sería sorpresivo, si tenemos en cuenta que las instalaciones para especias son difíciles de limpiar, y que en algunos casos los productores no limpian las instalaciones entre una especia y otra como si estuvieran procesando un alérgeno ya que no saben que el producto con el que trabajan puede producir alergias.

También podría ser que, en el caso de una adulteración por motivos económicos, la investigación pueda ser considerada como cualquier otro caso penal que tenga una investigación abierta, es decir que las partes involucradas no puedan hacer comentarios. Quizás sea éste el motivo del silencio de la FDA. Sé que siempre existe la preocupación de que las adulteraciones puedan darle ideas a la gente y por eso a la FDA no le gusta hablar del tema. Pero aquellos que lo están haciendo y yo cada vez estamos más convencidos de que sí se trata de una adulteración por motivos económicos, y están actuando al respecto.

Mientras especulamos acerca de lo que los reguladores están haciendo, tenemos que preguntarnos cómo podría gestionar esta pesadilla la industria alimentaria. Aquí van unas recomendaciones:

1.  Considere que todas las especias molidas o las mezclas que usa pueden estar contaminadas o bien con cacahuate o con otras nueces, y procure hacer análisis buscando trazas de cacahuate y de frutos secos antes de usarlos.

2.  Analice detalladamente su cadena de suministro y tómese el tiempo de revisar todos los eslabones para seguir la especia hasta la granja productora si es necesario.

3.  Reconozca que en algunos casos sus especias pueden estar contaminadas directamente en el primer eslabón de la cadena, pero también que podría haber contacto cruzado como vimos antes. Comunique esto a todos los involucrados en su cadena de suministro ya todos están siendo afectados por este problema.

4.  Conozca su cadena de suministro: es un tema en el cual TAG ya se ha enfocado antes, pero en este caso es esencial protegerse de consecuencias imprevistas.

 

Resumiendo, la FDA no ha dicho mucho más que lo contenido en su aviso general a los consumidores, lo cual me recuerda a aquel mensaje de 2006 que decía "no coman espinacas crudas". Dada la falta de indicaciones regulatorias, la industria alimentaria tiene que tomar sus propias precauciones, y espero que las recomendaciones anteriores puedan servir. Este es un tema importante ya que la vida de algunos consumidores está en juego si no lo solucionamos. Hasta que la FDA encuentre una solución regulatoria, tenemos que tratar este asunto desde una perspectiva práctica y proteger tanto nuestra marca como a nuestros clientes prestando mucha atención a este problema si utilizamos cualquier tipo de especia.

Acerca del autor:

El Dr. David Acheson el fundador y CEO de The Acheson Group, una consultora de la industria alimentaria basada en los EE.UU. El equipo de Gestión de Crisis de XL Group tiene un acuerdo exclusivo con The Acheson Group para ayudar a las empresas de alimentos y bebidas a afrontar los riesgos legislativos y de seguridad alimentaria que existen hoy en Norteamérica.

Visite la página de The Acheson Group para obtener más información acerca de los riesgos operacionales, reputacionales y regulatorios a los que se enfrenta la industria de alimentos y bebidas.

Copyright 1996-2017  XL Group Ltd All Rights Reserved

XL usa dos tipos de cookies

  1. para permitir el funcionamiento de esta página y para mantener las preferencias que usted establezca; y
  2. para que los datos analíticos contribuyan a que la página sea más relevante y fácil de usar.

Estas cookies no recogen ningún tipo de información personal. Por favor, para más información sobre el uso de cookies Haga clic aquí. Para cumplir las leyes de privacidad de la UE, debe aceptar nuestro uso de cookies.

Al utilizar esta página, usted acepta que podamos colocar estos tipos de cookies en su dispositivo. Si decide cambiar su configuración de cookies, este mensaje aparecerá de nuevo la próxima vez que visite la página web.