Fast Fast Forward

La protección ambiental en Latinoamérica: leyes más estrictas

La protección ambiental en Latinoamérica: leyes más estrictas

Mayor cumplimiento de las leyes y aumento de la responsabilidad

By

Una de las características que definen Latinoamérica es su diversidad. La región cuenta con una gran variedad ambiental. Cinco de los países con mayor biodiversidad del mundo están en Latinoamérica, con ecosistemas que incluyen bosques tropicales, sabanas inmensas y el desierto más árido del mundo. Además, Latinoamérica cuenta con recursos naturales y minerales significativos y una superficie de tierra cultivable importante.

Los países latinoamericanos son también muy diversos en su tamaño y el de sus economías. Sin embargo, la economía regional está dominada en gran parte por la producción de materias primas,  productos básicos, alimentos y petróleo. Para las empresas involucradas en estos sectores productivos proteger el medioambiente suele ser un gran desafío operacional. Conforme va evolucionando la legislación y regulación ambientales en toda la región, las empresas deben estar preparadas para aceptar una mayor responsabilidad en caso de daños al medio ambiente.

Los líderes políticos y empresariales impulsan el cambio

Aunque el PIB ha disminuido en los últimos años como consecuencia de los precios bajos de las materias primas, los líderes políticos y empresariales de la región siguen una agenda en la que la protección medioambiental tiene cada vez mayor peso en las decisiones que afectan el desarrollo económico.

Aunque la situación varía de un país a otro, se pueden apreciar dos grandes tendencias: 1) los países y las corporaciones locales reconocen que las políticas  de mínima protección ambiental no son sostenibles en el tiempo y 2) las multinacionales que en el pasado han podido ser partícipes de una aplicación laxa de las leyes ambientales pueden desempeñar en la actualidad un papel positivo respecto a la transferencia de políticas y buenas prácticas implementadas en sus país de origen.

El debate entre desarrollo económico y protección ambiental no es nuevo y hay múltiples argumentos a favor de cada uno. Sin embargo los líderes empresariales  de Latinoamérica parecen convencidos de que la sostenibilidad tiene que ser un factor importante en la toma de  decisiones estratégicas y operacionales.  

Lo anterior se ve reflejado en los resultados de una encuesta realizada por la consultora PWC en diciembre del 2014. En la encuesta, cuyo propósito era evaluar la percepción y el compromiso de sostenibilidad entre las empresas de la región, participaron más de 200 CEOs y ejecutivos de 18 países latinoamericanos. Estos son algunos de los resultados obtenidos:

  • - El 80% de los encuestados considerar la sostenibilidad como una prioridad para su negocio
  • - El 71% cree que una empresa necesita una estrategia sostenible para conseguir los resultados planteados
  • - El 88% espera un aumento del compromiso de su empresa con una gestión sostenible en los 3 próximos años

Un mosaico de leyes y regulaciones que evoluciona rápidamente

Esta diversidad también caracteriza  la legislación, regulación y aplicación medioambientales en Latinoamérica, incluso dentro de un propio país. Así, mientras el  gobierno del Perú, apoya un importante proyecto de minería en los Andes justificándolo por su potencial para el desarrollo económico de la zona, el gobierno regional se opone al proyecto por su posible impacto sobre los recursos hídricos.

El panorama legislativo y regulatorio sigue siendo un mosaico en cuanto a protección ambiental, sin embargo se encuentra en un cambio constante. La tendencia es clara: las nuevas leyes ambientales se aplican con rigor y sustituyen el marco de responsabilidad ambiental existente.  Las agencias de protección ambiental de muchos países reciben cada vez más financiación pública a la par que las políticas de protección ambiental gozan cada vez de más apoyo público.

Un buen ejemplo es México, que hace un par de años aprobó la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental que lo sitúa entre los países con una normativa más avanzada en la materia y que refuerza  el principio de "quien contamina paga". La ley, reconoce dos tipos de regímenes de responsabilidad: la responsabilidad subjetiva en la que la responsabilidad nace de actos u omisiones ilícitos, y la responsabilidad objetiva en la que se puede reclamar responsabilidad sin necesidad de que intervenga culpa o negligencia En ambos casos, la empresa que cause daños ambientales tiene que hacerse cargo de los gastos de limpieza y de restauración del medio ambiente alterado. La ley también prevé una compensación a las personas, empresas y comunidades afectadas. 

Además, muchos países de Latinoamérica permiten litigios de acción colectiva o class actions,  por daños ambientales. Si es cierto que las acciones colectivas pueden "mejorar la equidad", también suelen aumentar considerablemente el tiempo, esfuerzo y coste requeridos para remediar los daños e indemnizar a las personas perjudicadas. La publicidad asociada a este tipo de acciones también puede afectar negativamente la imagen y reputación de una empresa.

Entender el riesgo

Para las corporaciones que se dedican a la producción de bienes básicos (minerales, alimentos, hidrocarburos, etc.) mitigar el riesgo ambiental es un ejercicio complejo por la naturaleza de su actividad. Este equilibrio entre producción y protección ambiental es más complicado si cabe en una región con tanta variedad de ecosistemas, culturas, sistemas políticos y legislaciones.                                                                                                              

Analizar los riesgos a los que nos enfrentamos e implementar soluciones económicamente viables para reducirlos y mitigarlos es crucial. La ingeniería de riesgos, permite identificar y entender los riesgos ambientales, sobre todo los menos obvios, así como  idear una solución para minimizarlos.

Los riesgos ambientales tienen un componente de baja probabilidad y alto impacto: no son frecuentes los derrames importantes, pero cuando los hay, tienen consecuencias graves. Las empresas que entienden las leyes y regulaciones relevantes para su actividad, que analizan los riesgos a los que se enfrentan y adoptan medidas para mitigarlos, están mejor preparadas para afrontar un incidente medioambiental y superarlo.

Publicado en la revista Latam Insurance Review.

Copyright 1996-2017  XL Group Ltd All Rights Reserved

XL usa dos tipos de cookies

  1. para permitir el funcionamiento de esta página y para mantener las preferencias que usted establezca; y
  2. para que los datos analíticos contribuyan a que la página sea más relevante y fácil de usar.

Estas cookies no recogen ningún tipo de información personal. Por favor, para más información sobre el uso de cookies Haga clic aquí. Para cumplir las leyes de privacidad de la UE, debe aceptar nuestro uso de cookies.

Al utilizar esta página, usted acepta que podamos colocar estos tipos de cookies en su dispositivo. Si decide cambiar su configuración de cookies, este mensaje aparecerá de nuevo la próxima vez que visite la página web.