Fast Fast Forward

Democracia 3D: la salvación de la cadena de suministro y el renacimiento de la tienda de barrio

FFF_3D printer_500x308px

Lo queremos ahora mismo, mejor y más rápido

La generación Whatsapp lo quiere todo ahora, mejor y más rápido - como todos. Cuanto más rápidas sean nuestras comunicaciones, más rápido esperamos que sea todo, incluyendo la innovación y la mejora de los productos que usamos a diario. Ahora la producción podría responder a esta demanda a una escala casi de ciencia-ficción.

El informe Wohlers, un estudio anual detallado sobre los avances en tecnologías y aplicaciones de fabricación aditiva, estima que la impresión 3D alcanzará 3.100 millones de dólares en 2016, y 5.200 millones en 2020.

Cuando una empresa como Deloitte se asocia con una de las dos mayores empresas de impresión 3D, 3D Systems, para construir laboratorios regionales de formación a la fabricación 3D, es que los tiempos están cambiando. Deloitte quiere establecer su posición de líder en esta nueva era industrial y acompañar a sus clientes a la cabeza de la sociedad. Pretende conseguirlo modernizando los modelos de negocio colocando el diseño avanzado y la creación de prototipos 3D en el centro de su método de fabricación.

Embarque antes de que el barco zarpe

El mayor desafío para la mayoría de empresas durante la transición a la creación de prototipos 3D es poder transferir archivos de diseño en 3D asistido por ordenador, de un programa a otro sin perder datos. Pero las empresas inteligentes se apuntan rápido. Nike y Adidas, marcadores de tendencias, ya han establecido prototipos impresos en 3D.

Adidas dice que un prototipo que antiguamente necesitaba el trabajo de 12 técnicos durante varios días, ahora está terminado en 8 horas, y mucho, mucho más barato. Nike dice que el método de inyección de molde limitaba las revisiones de productos a una vez cada dos años. Con la impresión 3D, la empresa ha probado 12 prototipos en 6 meses.

¿Cuánto tiempo se va a necesitar para enviar los zapatos directamente desde la impresora, y no desde la cinta transportadora? La mejor impresora actual tarda demasiado: dos días para imprimir un zapato listo para usar. Nadie sabe exactamente cuándo las impresoras serán lo suficientemente rápidas cómo para reemplazar la producción estándar, pero si pudiéramos apostar diríamos que antes de lo que uno piensa.

 

La zapatilla de Hermés

La impresión en 3D no sólo acelera la producción; también puede aumentar nuestra velocidad.

El diseñador Luc Fasaro, licenciado de la Royal College of Art de Londres, ha fabricado las zapatillas más ligeras de la historia. Cada zapatilla pesa 96 gramos y está hecha a medida, utilizando una mezcla de polímeros y un diseño adaptados a las fortalezas de cada atleta. El Sr. Fasaro afirma que las zapatillas traerán una ventaja de 0,35 segundos en las competiciones, y predice que los corredores podrán ganar carreras a nivel olímpico con estas zapatillas, e incluso batir récords mundiales.

Fuente: http://www.lucfusaro.com/en/sport/skin/skin.php

 

 

El mundo del monograma

¿Qué viene después? Zapatos a medida para todos, con un dúo scanner-impresora en tiendas minoristas para tomar las medidas perfectas e imprimir zapatos adaptados al pie de cada uno. Añada algún adorno, ¡y monogramas para los niños! Para bien o para mal,  las declaraciones personalizadas de las páginas de Facebook y Twitter podrán leerse en bolsos, zapatos o pantalones.

3D Systems ofrece un servicio de diseño e impresión personalizado bastante caro para zapatos y otras piezas hechas a medida. Pero un día descargaremos modelos de zapatos para personalizarlos e imprimirlos en casa.

Sale en las noticias todos los días: otro material que puede pasar por la impresora. Metales, cerámicas y células madre son lo último; plásticos, cemento y resinas sintéticas se han convertido en algo normal. La impresión 3D pronto será el método más rápido y rentable para la producción de cables, electrodos, antenas, material óptico y baterías. A pesar del coste elevado de las impresoras y los materiales, el coste final de la impresión de productos reales ya es más bajo que el de la producción en fábricas. La producción 3D acabará por sustituir las fábricas tradicionales.

GE, Boeing y Honeywell llevan mucho tiempo utilizando la impresión 3D para sus prototipos, y están a punto de imprimir piezas reales. Se necesitan más de 20.000 piezas para un avión Boeing: cuando comience la impresión de los componentes reales, y luego de las piezas más grandes, como las alas y la cabina, se acelerará el progreso de toda la industria.

Ya se han impreso aviones teledirigidos de vigilancia en miniatura y cohetes en el Reino Unido y en EE.UU. Podemos esperar aviones teledirigidos, satélites y componentes de la nave espacial en tamaño real.

La NASA ya ha probado la impresión 3D en simulaciones de gravedad cero. Creen que pueden crear impresoras 3D que reciclen módulos rotos durante el vuelo y vuelvan a imprimirlos, aligerando la carga de vuelo y rescatando a los astronautas de los fallos mecánicos que terminan en una situación de regreso o muerte como ha ocurrido en misiones anteriores.

La ESA (Agencia Espacial Europea) está desarrollando una impresora 3D que procesará regolito (suelo) lunar para construir una colonia lunar en el momento, sin transporte de material necesario.

 

La losa de la cadena de suministro

De vuelta en la tierra: la cadena de suministro global también necesita un rescate que podría ser la impresión 3D.

Los mejores equipos de las grandes empresas han tratado de dominar la compleja ruta de suministro de largos plazos desde proveedores principales al otro lado del mundo, como China o la India. La fusión nuclear y los cortes de energía tras el tsunami de Japón en 2011 quitaron toda ilusión de control.

Fue el golpe de gracia para la racionalización de costes 'just in time' de la cadena de suministro, la fabricación excesivamente centralizada y las jerarquías internacionales de proveedores a proveedores, de proveedores de materia prima a fabricantes de componentes.

En la última década, los terremotos, los tsunamis, los incendios, las erupciones volcánicas, los ataques terroristas, las epidemias, la negligencia de infraestructuras, y las huelgas han provocado grandes pérdidas en prácticamente todos los sectores: telecomunicaciones, hardware informático, transporte aéreo y comercio internacional. Pérdidas de miles de millones de dólares en un solo día.

Ahora la palabra " excedente" ya no es tan sucia, y los fabricantes de ordenadores smartphones y de automóviles han decidido conocer sus cadenas de suministro a fondo independientemente de lo lejos que estén las fuentes o los eslabones. Pero conseguir equilibrar el derroche y la reducción de costes, en un período prolongado de dificultades económicas es más difícil que nunca.

 

Buscando respuestas más cerca de casa

Es hora de centrarse, proyectándose más allá incluso del prototipo impreso en 3D y hacia una época de fabricación 3D.

Ha vuelto a aparecer el mercado de empresas medianas en los últimos años para convertirse en un competidor importante económicamente, reforzando la estabilidad y la viabilidad nacional, a medida que algunas multinacionales demasiado grandes para quebrar, van cayendo, y otras se tambalean en la sombra.

La impresión 3D acercará el éxito a casa. El paisaje de la fabricación está a punto de cambiar radicalmente para alcanzar una versión moderna de la estructura del mercado preindustrial. Estamos a punto de descubrir no sólo la cercanía perdida de la tienda de barrio, sino también la comodidad de la proximidad del proveedor de barrio.

Los productos de consumo saldrán directamente de la impresora. Esto significa que un empresario local podría invertir varios miles de dólares en una impresora 3D potente, y convertirse en el proveedor de todo el barrio, desde ropa hasta muebles a medida. Con modelos CAD de fabricantes y de diseñadores famosos a la venta, la tienda de barrio volverá a prosperar.

¿Está a mano la salvación? Acortando la cadena de suministro

En Reino Unido, ya han anunciado un nuevo plan de estudios nacional para 2014. Comenzando en la escuela infantil, los alumnos aprenderán conceptos básicos de diseño e impresión 3D, así como robótica. Las nuevas generaciones esperarán un mundo totalmente personalizado y las empresas tienen que estar preparadas.

La era de lo hecho a medida está aquí. Las empresas tienen que cambiar el molde de fábrica por la adaptación individual para mantener su puesto en la era de la fabricación personalizada.

La industria automóvil va a cambiar drásticamente. Las empresas tendrán que acostumbrarse a pasar de pocos y lejanos proveedores centralizados a numerosos fabricantes locales más pequeños.

Se simplificará la jerarquía de la producción: las impresoras 3D crean piezas complejas y algún día productos completos. También significa que las empresas tendrán que interactuar continuamente con varias piezas de menor tamaño y fabricantes de productos finales y facilitar la transparencia entre todos. Los proveedores tendrán que dominar el diseño, la transferencia de datos, la confidencialidad, la calidad y los estándares de programación. Y por supuesto, las empresas tendrán que estar atentas a las inspecciones de calidad en toda la producción y en el proceso de entrega.

Los comentarios de los clientes también deberían integrarse en un ciclo de mejora permanente gracias a una interacción directa y a foros en línea, ya que si se puede mejorar el diseño de forma inmediata, los clientes lo esperarán como algo normal. Las respuestas lentas supondrán la muerte de la empresa.

 

¿Se acabaron las interrupciones masivas de la cadena de suministro?

Las interrupciones a escala mundial deberían ser agua pasada, a no ser que hablemos de un corte de electricidad regional. Optimizar los niveles de inventario significará mantener materiales estandarizados listos para su despliegue como por ejemplo " tinta " para las impresoras.

La supervisión en tiempo real de los materiales y de la distribución de componentes gracias a sensores inteligentes y una red de emergencia de proveedores locales serán etapas fundamentales.

La conectividad y la interacción directa entre fabricantes, proveedores y minoristas asegurarán que las piezas y los productos finales estén controlados y sean entregados a tiempo.

La mayoría de las piezas de recambio se imprimirán en el momento. Su rueda de coche se avería entre París y Zúrich; ¡podrá parar en su tienda local de camino al trabajo y conseguir una rueda idéntica impresa y montada en cuestión de minutos!

Puede despedirse del transporte intercontinental, salvo que sea para productos finales masivos. Los plazos de entrega serán cortos, el ritmo de entrega más rápido, y el transporte menos complejo, disminuyendo así el riesgo de pérdida o daño del producto durante éste.

Sin embargo, será difícil conseguir materias primas, pero lo bueno es que los investigadores ya trabajan con reproducciones sintéticas que son idénticas o superiores en calidad a los recursos escasos, y que podrían imprimirse localmente. Es una victoria para la cadena de suministro y contra la escasez de recursos.

Imprimir elementos individuales a medida también significa que ya no tendremos que tirar palés de excedentes a los vertederos.

 

¿Un falsificador en cada esquina?

Shapeway y otros parques tecnológicos ya hacen impresiones 3D a la carta: es la tienda de impresiones moderna. Los avances tecnológicos están cobrando protagonismo cada año. La impresora 3D para casa más barata cuesta 500 dólares, pero los materiales son demasiado caros para que la fabricación en casa sea asequible para todos. Los precios bajarán con el tiempo y habrá una impresora 3D en cada casa.

Los idealistas hablan de un futuro armonioso donde se comparten e intercambian modelos a nivel internacional, como en el mundo mágico en línea de Thingiverse, la plataforma de diseño compartida de MakerBot. Si bien es cierto que cualquier persona puede subir, bajar o modificar un diseño en 3D, también hay que decir que algunos han recibido avisos de retirada. ¿Quiere replicar las figuras de acción de Toy Story a una fracción del precio de la tienda? ¡No puede ser!

La conectividad en tiempo real, cientos de proveedores imprimiendo a partir de modelos CAD, escáneres 3D en todos los smartphones e incluso en las gafas harán que sea prácticamente imposible evitar el robo y la falsificación de un diseño.

Por supuesto, la regulación de la propiedad intelectual debe adaptarse con rapidez y eficacia al nuevo mundo de la fabricación. Pero en vez de perseguir a los delincuentes, lo mejor que pueden hacer las empresas es crear un plan para la venta y comercialización de diseños de plantillas de alta calidad y de kits de materiales. La mayoría de la gente prefiere comprar un modelo sofisticado y modificarlo si quiere, antes que dedicarle horas en un programa complicado para crear un producto inferior desde cero.

Goliat nunca muere del todo

La impresión 3D pondrá el poder de crear en manos de pequeñas empresas, proveedores de barrio, y cualquier persona con un poco de espacio, dinero y conocimiento. Es como la edad de oro de la democracia para la fabricación.

El impacto sobre los países conocidos como los de la subcontratación y la fabricación – como China y la India - podría ser aún mayor que en las economías desarrolladas. Podrían quedarse atrás debido a la falta de formación, de capital, o de consumidores locales. Algunas empresas temen que las fábricas 3D en China creen un monstruo de falsificación de tamaño grotesco. Pero en realidad tal vez ellos estén mejor equipados para crear su propia industria y reivindicar la dirección de alto nivel de la fabricación en todos los sectores.

Un par de Goliats 3D ya ensombrecen el horizonte, aprovechando una tecnología antes de que la mayoría de nosotros ni siquiera sepa que existe.

Tan pronto como Stratasys fusionó con MakerBot en junio de este año, anunciaron su plan para nuevas fusiones y adquisiciones para consolidar su posición en el mercado, sobre todo en la impresión de metal. Para no quedarse atrás, apenas cuatro días después de que 3D ​​Systems anunciara su nueva colaboración con Deloitte, hicieron pública la adquisición de la empresa francesa Phenix Systems. Esto añade el metal a su paleta de materiales, por lo que pueden imprimir productos electrónicos y de potencia industrial.

Un mayor tamaño crea un grupo más grande de colaboración, de talento interno y de capital para el desarrollo, pero también podría llegar a ser la resistencia anti democrática de la fabricación 3D. La naturaleza humana no ha cambiado mucho a lo largo de la evolución.

En lugar de encontrarnos con un crowdsourcing armonioso, los pequeños fabricantes de 3D ​​podrían quedar excluidos. O quizás los mamuts del 3D estén encantados de centrarse en el nivel industrial, ya sea aeroespacial, de transporte público o de arquitectura de altura.

Democracia 3D

Ninguno de estos desafíos impedirá que la impresión 3D cambie la industria de la producción para siempre.

El reinado exclusivo del fabricante industrial llega a su fin, ya que la impresión 3D y la comunicación inteligente impulsan el renacimiento de la tienda de barrio y de los proveedores de barrio. Los fabricantes deberán reorganizar y revitalizar sus planes de negocios, así como beneficiarse de las ventajas de las cadenas de suministro para seguir siendo una fuerza económica vital para la nueva democracia 3D a medida.

Visite estas páginas para leer la introducción y otros artículos de nuestra serie sobre la impresión 3D:

http://xlcatlin.com/es/fast-fast-forward/articles/impresion-3d-los-comienzos-de-la-era-de-lo-hecho-a-medida

http://xlcatlin.com/es/fast-fast-forward/articles/imprimir-el-cuerpo-humano-en-3d-curacion-hombre-bionico-y-fuente-de-juventud

Copyright 1996-2017  XL Group Ltd All Rights Reserved

XL usa dos tipos de cookies

  1. para permitir el funcionamiento de esta página y para mantener las preferencias que usted establezca; y
  2. para que los datos analíticos contribuyan a que la página sea más relevante y fácil de usar.

Estas cookies no recogen ningún tipo de información personal. Por favor, para más información sobre el uso de cookies Haga clic aquí. Para cumplir las leyes de privacidad de la UE, debe aceptar nuestro uso de cookies.

Al utilizar esta página, usted acepta que podamos colocar estos tipos de cookies en su dispositivo. Si decide cambiar su configuración de cookies, este mensaje aparecerá de nuevo la próxima vez que visite la página web.