Fast Fast Forward

Oportunidades abundan entre los riesgos políticos de América Latina

Opportunities amid Latin America

By

Los inversionistas extranjeros continúan detectando grandes oportunidades en los mercados de América Latina, pero son plenamente conscientes de que uno de los principales riesgos de la región es la inestabilidad política.

Una constante en América Latina es la velocidad del cambio. Las condiciones, los gobiernos y los riesgos pueden cambiar, y lo hacen. El cambio trae consigo la necesidad de revisar y en ocasiones modificar las estrategias de riesgo, incluso la contratación de seguros de riesgo político y crédito comercial a fin de proteger a las personas, los activos, las inversiones y los flujos de efectivo.

Al analizar la situación en América Latina se observan muchos cambios. Brasil ha pasado de tener un flujo constante de inversiones extranjeras directas y un rápido crecimiento del producto interno bruto durante la última década a una profunda recesión desde 2015, de acuerdo con los datos del Banco Mundial. Argentina, mientras tanto, ha emergido tras décadas de dificultades y aislamiento en la economía mundial hacia un horizonte deslumbrante de un desarrollo contundente. Tras décadas de expansión y contracción, en 2001, Argentina incumplió los pagos de su deuda soberana y arrastró su economía a una crisis en la que el desempleo se incrementó y el peso perdió gran parte de su valor. Para 2003, las reformas financieras y el crecimiento de las exportaciones colocaron a Argentina en la senda de la recuperación. Hoy en día, esta nación suramericana se encuentra entre las oportunidades de inversión más atractivas de la región, algo que era muy difícil de prever hace unos años.

Venezuela se encuentra en una situación particularmente difícil y sigue siendo un lugar muy riesgoso para operar. Algunos inversionistas extranjeros de gran envergadura han tomado la difícil decisión de dejar el país, una realidad del régimen político ineficaz de Venezuela y su fuerte dependencia de una materia prima como el petróleo, cuyo precio se desplomó durante el último año. Mi colega Rafael Docavo-Malvezzi, Global Risk Manager de seguros de riesgo político y crédito comercial de XL Catlin, trata el tema de esta dinámica en su más reciente artículo para Fast Fast Forward que puede leer aquí. Aproximadamente el 95 % de las ganancias por exportaciones de Venezuela provienen de ingresos generados por el petróleo, y el sector del petróleo y el gas representa el 25 % de su producto interno bruto, de acuerdo con los datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Existe la esperanza de crecimiento futuro para Venezuela, pero por el momento resulta difícil visualizar una transición política sin complicaciones que facilite la salida de la situación en la que se encuentra el país.

El panorama es más positivo en México, la segunda economía más grande de América Latina. Dado que aproximadamente el 80 % de sus exportaciones se dirige hacia Estados Unidos, la fortuna de México tiende a estar ligada a la economía de Estados Unidos. En este momento, eso significa que existen oportunidades sólidas para los inversionistas que contemplan a México como mercado. El Banco Mundial prevé una desaceleración moderada del crecimiento de México en 2016, pero observa que las políticas fiscales del país continúan generando estabilidad financiera. Sin embargo, sus antecedentes de problemas con el tráfico ilegal de drogas y la violencia han tenido un efecto atenuador sobre el crecimiento del producto interno bruto.

Otras oportunidades atractivas de inversión en América Latina incluyen a Colombia y Perú. Durante la última década, Perú ha estado entre las economías que más rápido han crecido en la región, con una inflación promedio del 2,9 %, de acuerdo con el Banco Mundial. Colombia, asolada durante mucho tiempo por el tráfico ilegal de drogas y los conflictos armados, ha dado grandes pasos hacia la paz, el desarrollo rural y la justicia. Incluso los mercados que aparentemente representan un riesgo elevado pueden ofrecer buenas oportunidades a los inversoionistas dispuestos a ir más allá de las apariencias y seleccionar los socios adecuados.

Un área en la que los gobiernos y el sector privado están forjando cada vez más colaboraciones, y donde existe una gran necesidad de gestión de riesgo, es la de los proyectos de infraestructura. En toda América Latina existe la necesidad de mejorar las carreteras y la infraestructura. El tráfico comercial impulsa el desarrollo de autopistas de peaje e instalaciones de última generación. Los bancos y los inversionistas consideran que los proyectos de autopistas de peaje son fuentes importantes de efectivo con el tiempo, pero también tienen la mirada puesta en el crédito comercial y los riesgos políticos.

Los seguros de riesgo político y crédito comercial permiten la realización de inversiones al proporcionar un apoyo crítico a la financiación de los proyectos. Sin dicha protección, algunos proyectos de infraestructura nunca podrían llevarse a cabo en América Latina. Todavía existe la necesidad de que las principales coberturas por riesgo político también incluyan la violencia política, la frustración de contrato, la expropiación y la inconvertibilidad de la moneda, aunque durante los últimos años se ha puesto un gran énfasis en la protección de los flujos de efectivo mediante los seguros de crédito comercial.

XL Catlin tiene la capacidad de ofrecer productos con una amplia cobertura, una vasta experiencia en el apoyo a bancos, inversores y agencias del sector público, y podemos alinear las pólizas con la duración de las inversiones estratégicas con plazos de hasta 15 años. La capacidad que tienen los aseguradores privados como XL Catlin de colaborar con nuestras contrapartes del sector público, agencias de crédito para la exportación y organismos multilaterales, proporciona toda una gama de opciones para proteger las inversiones en América Latina.

Los inversionistas y prestamistas que procuran el crecimiento en América Latina deben considerar detenidamente las muchas oportunidades de la región y seleccionar socios con experiencia, solidez financiera, capacidad y compromiso para respaldar su éxito.

 

Dan Riordan es líder Global de Seguros de Riesgo Político y Crédito Comercial de XL Catlin. Antes de incorporarse a XL Catlin, ocupó varios cargos ejecutivos en el sector de seguros de riesgo político, bienes especiales y corporativos globales y contra accidentes en una aseguradora líder a nivel mundial. Ha mantenido una larga relación con Berne Union, una asociación internacional de organizaciones de seguros de créditos a las exportaciones donde se desempeñó como presidente de 2013 a 2015.

NOTA: una versión de este artículo apareció en LatAm Insurance Review. XL Catlin agradece la autorización del editor para volver a publicar el contenido en Fast Fast Forward.

Copyright 1996-2017  XL Group Ltd All Rights Reserved

.