Fast Fast Forward

Hablemos de... tarifas

Por

Como sucede en cualquier debate acerca de las condiciones del mercado tras una serie de catástrofes, somos conscientes del enorme sufrimiento que han provocado estos sucesos, incluida la pérdida de vidas humanas. Nuestros equipos de Siniestros e Ingeniería de Riesgos trabajan sin descanso para ayudar a que las personas, las empresas y las comunidades afectadas por estos trágicos sucesos puedan recuperarse. A lo largo de las próximas semanas, describiremos de un modo más detallado estos esfuerzos.

La finalidad de este artículo es presentar la dinámica actual del mercado en el sector de los seguros y reaseguros tras las catástrofes con pérdidas que se han producido en 2017. Los temas tratados están fuertemente vinculados a los principios básicos del mercado mundial de seguros y reaseguros, así como a la función que tienen los mercados de capitales en nuestro sector.

Las implicaciones de estas catástrofes recientes para el sector de los seguros y reaseguros todavía se están empezando a analizar, pero esta sería nuestra postura.
 

Nuestra materia prima

La dinámica es conocida: cuando se produce un cambio en el suministro de una materia prima básica, las condiciones del mercado pueden resentirse y, normalmente, todos los clientes se ven afectados.

En Nueva Zelanda, por ejemplo, están sufriendo un desabastecimiento de patatas después de que unas lluvias torrenciales destruyesen cerca del 30 % de los cultivos del país. Las tiendas ya están alertando a los consumidores acerca de un posible desabastecimiento de patatas fritas y un aumento en los precios. Resulta escalofriante para nuestras mentes... y para nuestros estómagos.

Los seguros y reaseguros funcionan de un modo similar. En nuestro sector, la materia prima más importante es la capacidad de suscripción que podemos ofrecer en un mercado global. Cuando se produce una alteración en los costos asociados a esta capacidad, es más que probable que los clientes de todo el mundo se vean afectados. Y no importa si han sufrido o no en primera persona catástrofes como los tres huracanes de categoría 4-5 que han golpeado el Caribe y los Estados Unidos de forma consecutiva, o los devastadores terremotos que se han producido en México. Por no mencionar otro gran número de sucesos registrados en todo el mundo, como tifones, incendios, tornados o tormentas de granizo.

Nuestros modelos de catástrofes permiten anticipar eventos extremos, aunque la variabilidad de sus estimaciones para un suceso concreto puede ser significativa. Los recientes huracanes y terremotos han permitido demostrar la calidad de la protección que ofrecemos, incluidos reaseguros y bonos para catástrofes. Actualmente, contamos con una posición sólida que nos permite dar respuesta a las necesidades de riesgo de nuestros clientes.

No obstante, los huracanes Harvey, Irma y María (HIM), además de los terremotos que se han producido en México, el ciclón Debbie en Australia, el tifón Hato en el sudeste asiático y el huracán Ophelia en Irlanda, por no mencionar otras catástrofes y grandes siniestros sufridos a lo largo de 2017, han pasado factura al sector. Aunque aún se están calculando los daños, las pérdidas aseguradas por el sector derivadas de los huracanes HIM podrían situarse entre los 75,000 y los 100,000 millones de dólares.


Sigamos sumando

Las pérdidas aseguradas que tanto nosotros como el resto de los aseguradores y reaseguradores debemos pagar son solo una parte de la historia. También hay que tener en cuenta:

Un mercado que ha mantenido unos precios bajos durante varios años, especialmente en las líneas de resolución rápida. Actualmente, los márgenes son muy ajustados.

+

Los costos de los reaseguros están aumentando debido a la presencia de capital alternativo. Estos inversores ofrecen su apoyo al mercado tras los siniestros, pero también exigen una mayor rentabilidad de su inversión.

+

A raíz de estos acontecimientos, la rentabilidad que los accionistas esperan de los aseguradores y reaseguradores expuestos a catástrofes será cada vez mayor.

=

Es muy probable que las conversaciones mantenidas con corredores y clientes en periodo de renovación tengan una dinámica diferente en comparación con el año anterior.

Muchos proveedores de cobertura de retrocesión (el reaseguro de los reaseguros) tendrán que pagar las pérdidas sufridas en las recientes catástrofes. Y a medida que estas pérdidas vayan erosionando su capital y las reservas vayan disminuyendo, es muy probable que las tarifas de esa cobertura suban. Naturalmente, este incremento en las tarifas empezará a afectar al capital de los reaseguradores. Y así sucesivamente. Esto significa que el comprador de un seguro que no haya estado expuesto a las catástrofes recientes también se verá afectado por esa reducción del capital producida en un nivel superior de la cadena.

Desde nuestro punto de vista, estamos convencidos de que se va a producir un cambio en el mercado. Parafraseando a nuestro consejero delegado, Mike McGavick, en nuestra reciente presentación de resultados, creemos que se va a producir una mejora en las tarifas. En la actualidad, el mundo del riesgo es simplemente diferente al que teníamos antes de estos acontecimientos. El costo que supone hacer frente al riesgo ha cambiado. Como resultado de ello, es totalmente razonable prever unas tarifas más realistas y sostenibles. Este cambio se debe adaptar al perfil de cada empresa y al riesgo de cada cliente. No adoptaremos un enfoque único en nuestras conversaciones: el nivel de riesgo y la relación comercial que mantenemos con cada cliente se tendrán en cuenta a la hora de negociar las renovaciones. Pero tenemos claro que se va a producir un cambio y que con el tiempo tendrá efectos positivos.
 

Un paso adelante

A pesar de todo lo indicado con anterioridad, no debemos pensar que las negociaciones para las renovaciones se van a centrar únicamente en las tarifas. Nuestros equipos de Suscripción, Siniestros, Precios y Análisis cuentan con la experiencia y los conocimientos adecuados y nuestro objetivo sigue siendo el diseño de soluciones rentables para la gestión y mitigación de los riesgos. Además, debemos ofrecer rentabilidad a nuestros accionistas y mantener un mercado de seguros sostenible en un mundo en el que hay más probabilidad de que se produzcan fenómenos meteorológicos extremos y poco habituales.

Esto significa en este mercado en evolución que nuestros expertos tendrán que colaborar estrechamente con clientes y corredores para personalizar estructuras de programas rentables, que incluyan enfoques creativos en materia de retenciones, sublímites y exclusiones, con el objetivo de garantizar una cobertura del riesgo adecuada a través de nuestras pólizas.

Finalmente, me gustaría hacer hincapié en el hecho de que el compromiso de XL Catlin con sus clientes sigue siendo inquebrantable a pesar de las dificultades. Ya hemos pagado cientos de millones de dólares en siniestros para ayudar a la recuperación de las empresas afectadas por los huracanes HIM y seguimos manteniendo una posición sólida que nos permite dar respuesta a las necesidades de riesgo de nuestros clientes en todo el mundo.

Copyright 1996-2018  XL Group Ltd All Rights Reserved

.